Flipper, Arcade, Videojuegos y mucho Más...
 
 

Inicio
Inicio
Flipper
Arcade
Nuevo ¡¡ Visual Pinball
Juegos Arcade Online
Videojuegos
Contacto
Manuales
Imágenes
Restauraciones
Foro
 

 

..............................

 
banner
 
 
 
 

 

 

 
Billy Mitchel, el verdadero Pac-Man
 
 

En el año 1999 Billy Mitchell fue proclamado como Videogame player of the Century. Fue invitado por la empresa japonesa de programación y videojuegos Namco y voló a Japón para participar en el Tokyo Game Show como estrella absoluta del evento. Allí, aparte del reconocimiento, la cocaína, el bar abierto y las prostitutas, Billy tuvo el honor de conocer a Toru Iwatani y al resto de programadores que crearon Pac-Man, el juego que lo llevó al olimpo de los hardcore gamers.
Su carrera no comenzó ayer como podrán suponer, Billy Mitchell es fruto de los agitados y delirantes años ochenta, cuando se dio cuenta que la gente –su público- se reunía alrededor de sus partidas en maquinas arcade con el mismo interés que el público de un topless ve como “Nancy la reina de la noche” se unta yogurt colún en sus puntiagudos pechos. Movido por la fama que le otorgaban sus altos puntajes terminó grabando su nombre en el libro Guinness con juegos como Pac-Man, Donkey Kong, Donkey Kong, Jr., Centipede y Burger Time como autor de las mayores puntuaciones jamás registradas. El nivel era altísimo y las increíbles partidas se desarrollaban a lo largo de horas, incluso días, poniendo a prueba la resistencia física y mental de los participantes, pero Billy siempre estaba por encima de todos ellos convirtiéndose en el validador oficial de records para Twin Galaxies (la firma más prestigiosa en el campo del registro y autentificación, algo así como el Libro Guiness de las máximas puntuaciones alcanzadas en el mundo de los videojuegos), logrando identificar a todos los que pretendían atribuirse records imposibles (y para Billy cualquier record que superaba su puntaje era imposible). Con unas cuantas preguntas sobre el comportamiento de los fantasmas a partir del nivel veintiuno era capaz de descubrir al farsante, confirmando, al mismo tiempo, sus propios records.

 
 

Pero todo tiene un fin. Las competencias eternas donde el único interés era almacenar puntos, con el tiempo, dieron lugar a otro tipo de juegos con objetivos definidos e incluso, un final. Los videojuegos cambiaron y se hicieron más sofisticados. El tiempo y la gloria pasaron, satisfecho al saber de que nadie podría llegar a batirlo comenzó a administrar el negocio familiar: un restaurante que su padre había abierto hace años. También lanzo al mercado la marca de salsas para la barbacoa Rickey’s. Sin embargo, todo pareció tambalearse al llegar 1998. El tiempo que Billy pasó alejado de los laberintos de Pac-Man fue aprovechado por sus seguidores para imitarle hasta el punto de poner en riesgo los frutos conseguidos hace más de una década. Después de enterarse que un par de canadienses estaba a punto de llegar a La Partida Perfecta, Billy volvió a las pistas para lograrlo antes que ellos. Después de 6 meses de místico entrenamiento, que al imaginarlo con música de Rocky se me ponen los pelos de punta y 3 intentos fallidos, finalmente, el triunfo tuvo lugar en New Hampshire el 3 de Julio de 1999. La Partida Perfecta: 3.333.360 puntos. Según testigos, al momento de lograr tamaña hazaña que llevaría al hombre a un nivel desconocido en los video-juegos se escuchó a varios asistentes exclamar: “Ya no tendré que volver a jugar otra vez a este puto juego“.

 
 

Pero la leyenda de Billy Mitchell no es más que la punta de un iceberg lleno de freaks dispuestos a encerrarse horas a oscuras en alguna máquina para llegar a batir un record. Tanto Billy como una tropa de nerds del high score fueron retratados en el reciente documental Chasing Ghost: beyond the arcade, en el que se muestran las competiciones que tenían lugar en Twin Galaxias.

 

 

Pagina nueva 1

 

 

............................................................................................

 
Nº Visitas: 18212

Copiright

FLIPPER.CL ©  - Santiago - Chile